ELABORACIÓN
        En este proceso el ajo se limpia, para ello se corta la barba y se quitan las pieles oscuras o las que tienen pequeños defectos. A continuación, cuando los ajos están completamente limpios se calibran por tamaños.